Bruno Fritsch

bruno fritsch - auto nuevo con partes usadas

Este reclamo tiene más de seis meses de antigüedad
Lunes 29, Enero 2007, Número de Reclamo: 2720 Foro Reclamos.cl
.
Compartir es ayudar:
Contactar al autor
El autor de este reclamo ha sido contactado previamente por:
  • 1 Particular
  • 1 Medio de comunicación

A continuación transcribo una situación insólita que me ocurrió al comprar una camioneta en Bruno Fritsch Las Condes. Adjunto Carta Reclamo, publicación de El Mercurio en sección Que a Ud no le pase y carta enviada a Japón.

Primero adjunto carta enviada a Toyota Chile (sin respuesta).

CARTA RECLAMO:
El día 31 de Marzo del 2006 me dirigí al local de Toyota de Bruno Fritsch Las Condes y, por medio del vendedor Fernando Cociña, firmé un contrato de Compra-Venta por la camioneta Toyota Hilux 2.5 D/C 4X4 Diesel año 2006, Código Stock 213784, Chasis 8AJFR22GO64506725, Motor 2KD705284O, Color Gris metálico. Solicité agregar un sistema de alarma remota, un cierre central en las cuatro puertas Bash, un cubre pick up DC AAC, pisos de goma, un set de seguridad y el turbo timmer. Cancelé un precio de $13.378.000.
Al retirarme del local pude constatar que tanto el vidrio como el espejo retrovisor del copiloto tenían grabada una placa patente; insólito ya que la camioneta todavía no tenía patente. Me devolví al local y comenté la situación. El vendedor estaba muy extrañado y no ofrecía soluciones. Pedí hablar con el gerente de ventas; señor Jaime Torrico. Se me dijo que no estaba, sin embargo, hablando directamente con la secretaria como una urgencia pude hablar directamente con él. El señor Torrico le bajó el perfil a la situación y me ofreció que lo único que podía hacer era cambiar la puerta. Yo exigí una camioneta nueva que, por lo demás, era lo que había pagado hace una hora.
Finalmente, me fui del local bastante desconcertado y la semana siguiente tuve una serie de conversaciones por teléfono, suspensiones de consulta (soy médico ginecólogo) para ir a conversar tanto con el señor Cociña como con el señor Torrico. Me llamó la atención que en esas visitas al local estos personajes no me saludaban, como si no me conocieran. Finalmente, se me ofreció cambiar la puerta y realizar 5 revisiones sin costo a la camioneta. Entre las cosas absurdas que me dijeron en esa oportunidad, una fue que un empleado por error había grabado las patentes. Yo ya había revisado en el servicio de inscripción del registro civil que esa puerta era de una camioneta comprada el año 2005 por un señor López. En ese momento decido contratar un abogado porque, como lo mencioné anteriormente, yo quería lo que había comprado; una camioneta nueva, sin partes usadas.
El abogado fue recibido en otros términos, por el gerente Wladimir Muñoz que pidió miles de disculpas e indicó a Torrico que resolviera inmediatamente la situación. Ahora Torrico era muy educado y cortés. Le ordenó que se me entregara la camioneta nueva que yo estaba solicitando. Como no había en stock, me dijeron esta vez que tenía que esperar. El abogado exigió que dado que para mí el automóvil es una herramienta de trabajo se me debía entregar un auto mientras llegaba la camioneta. A estas alturas del partido ya no tenía ni camioneta, ni cheques, ni nada. Wladimir Muñoz, una vez más, ordenó a Torrico que se me entregara el auto solicitado. Se me entregó un Honda Civic año 1996 en regulares condiciones, con los neumáticos muy gastados. Durante la semana siguiente tuve tres episodios de pinchazos, uno de los cuales fue en la madrugada dirigiéndome a una urgencia en la Clínica Indisa. Volví a solicitar un auto seguro y esta vez se me entregó un Daewoo Lanos en condiciones algo mejores. Gracias a Dios a los pocos día llegó la camioneta nueva.
La camioneta nueva me fue entregada el día 18 de Abril del 2006. Se me prometió que me iban a grabar las placas patentes en los vidrios como una atención, situación que obviamente no ocurrió por lo que lo pagué yo mismo.
En resumen, para tener una camioneta Toyota nueva tuve que contratar un abogado, pasar 2 semanas de bastante angustia y una serie de situacioens insólitas que no se las deseo a nadie.
El costo del abogado fue de $300.00, grabar las placas patentes me costó $20.000 en el Parque Arauco (lugar sugerido por la misma gente de Bruno Fritsch).
Me siento bastante indignado y muchas veces estafado, por una compañía supuestamenet muy seria. Considero curioso tener que contratar un abogado para obtener lo que yo ya había pagado.
Sigo pensando que Toyota es una marca de prestigio, probablemente la mejor. Espero que esta gestión avance y la verdad es que estoy bastante interesado en continuar. Por este motivo es que decidí enviar una carta a Japón (carta adjunta). La carta me fue respondida y en ella se me aclaró que Toyota Chile se contactaría conmigo para ver una solución. Situación que, obviamente, todavía no ocurre.
Atentamente
Francisco Larraín A.
PD: En mi poder tengo el Acta Notarial que demuestra las placas grabadas en la camioneta bueva con un set de 8 fotos. Tengo también la boleta del abogado.
Estoy muy dispuesto a aseguir con las gestiones necesarias para seguir avanzando.
PD: La respuesta Telefónica de Toyota Chile fue que Bruno Fritsch era el mayor importador para Chile, motivo por el cual era prácticamente intocable (insólito).
A continuación, adjunto carta enviada y publicada por El Mercurio en la sección que a Ud. no le pase.
Camioneta ¿nueva?
A fines de Marzo del 2006 compré una camioneta nueva (sin patente) en Bruno Fritsch Las Condes. Gran sorpresa tuve al constatar que tanto el vidrio como el espejo retovisor de la puerta del copiloto tenían grabada una patente de una camioneta ya vendida hace 4 meses. Después de una semana de reclamos absolutamente infructíferos me ví en la obligación de contratar un abogado buscando la obtención de una camioneta “realmente” nueva. Se me ofreció un vehículo en muy malas condiciones mientras esperaba la camioneta que llegaría; posterior a múltiples reclamos se me entregó otro vehículo en condiciones no mejores. Finalmente, y porque Dios existe, a las 3 semanas recibí una camioneta nueva sin partes usadas. Me parece que no corresponde que un cliente llegue a necesitar contratar un abogado y, por lo tanto, pagar de más para obtener lo JUSTO. El abogado costó $300.000. Tengo en mi poder la boleta del abogado y fotos certificadas que demuestran que la puerta del copiloto fue obtenida de otra camioneta. No me deja de impresionar el poder y la protección con que cuentan algunas concesionarias de automóviles sólo por sus ventas exitosas. ¿Es esto más importante que los valores éticos y morales?, ¿Debo seguir reclamando al SERNAC o a Japón directamente?
Por último, adjunto carta enviada a Japón. La respuesta a ésta fue que Toyota Chile se contactaría conmigo para solucionar el problema. Sigo esperando...
Toyota Motor Corporation: 1 of September, 2006.
About a new car with used parts. Santiago, CHILE.
At first I want to say sorry because my english is not the better.
I want to tell a really wrong situation about one of your dealer in Chile.
The day 31 of March I bought a Toyota Hilux 2.5 D/C 4X4 Turbo Diesel in Toyota Bruno Fritsch Las Condes (Number 1 in Chile). The salesman was Fernando Cociña. The stock code was 213784, the chasis number was 8AJFR22GO64506725, the motor number was 2KD7052840, grey color. I put to my new car in this moment a remote alarm, a Bash central lock system, a pick up cover DC AAC and a turbo timmer. The total price was U$ 25.000.
When I left Bruno Fritsch Las Condes local, I see that the right door glass and retrovisor mirror had a number plate engraved. It was absurd because the car was new (?) and the car not had a number plate yet. I back to the local and nobody give me a solution. I talked with the salesman Fernando Cociña and he says that the sales responsable man Jaime Torrico was in another place. Finally I can talk with Jaime Torrico and the only solution that he give to me was change the right door. I say that the correct solution was to give me a new car (I bought a new car), and not a new car with used parts. I investigate and check that the door with the number plate engraved was of a car that was sale in December 2005 (used door of course).
They not offer me any just solution and I need to contract a lawyer.
One week after I go again to Bruno Fritsch Las Condes local with my lawyer and, only in this moment, they say that could change my car. They don’t have Hilux in this moment and offer me an used car by the moment (an old used car). I am gynecologist and I live about 40 kms of my hospital. For me the quality of the car is very important. The used car had a lot of problems and I back again to the local (four days after) to demand a razonable car. They give me another used car, not better that the first.
Finally, about one month after that I bought a Toyota Hilux, I can obtain a really new car.
The lawyer costs was U$ 5.500.
I am very, very angry.
I like Toyota. The most members of my family have Toyota cars. I bought a Toyota to my wife too.
But is not possible that I need to contract a lawyer to obtain a new car without used parts. Is not possible that I spend a lot of my time, and patients time, and suspend surgerys for that situation. Is not possible that the salesman and the sales reponsable man Jaime Torrico not hear me before I contract a lawyer.
I say to Bruno Fritsch general responsable Wladimir Muñoz that they must to pay me the lawyer. He says no.
I put a complaint in Línea Directa of El Mercurio newspaper. They says that was not the first time that they receive claims about Bruno Fritsch Toyota dealer.
All my friends and people that I tell this story says that is incredible.
I cant believe that in my country the economic power is most important that the justice.
I believe too that the honor is very important to the Japanese People and I decide to write this letter.
I have all the papers, certificated photos and lawyer voucher. All necessary to demonstrate this story.
Thank you for listen me.
I hope that you write and say me something.
Francisco Larraín A.

Publicado por: IP 200.72.81.249 el Lunes, Enero 29, 2007 - 01:01. La persona que publicó este contenido se ha identificado internamente con su nombre, rut y otros datos aportados voluntariamente. Para tomar contacto con el autor considere las alternativas que se presentan a la derecha del contenido. Las opiniones publicadas por los usuarios del foro no reflejan necesariamente la opinión de los administradores de Reclamos.cl.
4