Hospital Clínico Universidad Católica

Hospital clínico universidad católica - Personal no capacitado servicio de urgencia

Este reclamo tiene más de seis meses de antigüedad
Martes 19, Octubre 2010, Número de Reclamo: 132997 Foro Reclamos.cl
.
Compartir
Twitter Facebook
Contactar al autor

El día de ayer 17 de octubre del 2010 me dirigí al servicio de urgencia del Hospital Clínico de la Universidad Católica en Marcoleta debido a que mi madre presentaba abundante derrame sanguíneo nasal, que en el transcurso al hospital, éste cesó momentáneamente.
Atendido por el enfermero de turno en el triage, quien supuestamente es el encargado de decidir el orden de las preferencias en estado de emergencia, previo exámen mínimo, determinó que no era nada de gravedad y que teníamos que esperar un tiempo mínimo de 2 horas y nos entrega un apósito en caso que volviera el sangramiento y las instrucciones de presionar la vía nasal en ese caso.
Todo esto tal vez estaría perfectamente correcto para una persona completamente sana y fuese su primer episodio, pero mi madre es una paciente de alto riesgo, con una cardiopatía hipertrófica con disfunción, es una paciente taco, es decir, con anticoagulante de por vida, hipertensión en etapa III, insuficiencia renal.
Es una paciente de la Institución, se atiende con médicos de la institución, su ficha clínica está completa en la institución, ocupa todos los servicios de la Institución, laboratorios y médicos, no por lo económico, sino por la seguridad que el nombre que la institución representa, porque podría recurrir a otros centros más económicos ya que tiene fonasa.

Es una paciente dificil, que en sus dos episodios graves en el año 2008 "lluvia embólica, infarto esplénico, múltiples infartos supra e infratentoriales, fibrilación auricular persistente" y en el año 2009 su diaggnóstico fue "infarto renal bilateral, insuficiencia renal aguda, insuficiencia cardiaca", fueron atendidos en dicha institución con hospitalización prolongada en ambos casos, cuyas cuentas se encuentran debidamente canceladas en tiempo y forma.

Dado el extenso historial médico, cuyos antecedente puse en conocimiento inmediatamente del enfermero del triage, mostrándole las debidas epicrisis, que siempre llevo conmigo sobre todo en estos casos, y dado que su último exámen de INR de fecha 05 de octubre del presente año salió sobre el rango, mi preocupación era claramente justificada, cosa que recalqué en reiteradas ocasiones al enfermero de turno, pero cuyo personaje, al cual desconozco su nombre, ya que por mi preocupación no me detuve en ese detalle, pero que claramente es muy fácil de saber por la institución, esta persona no manifestó NINGUN grado de preocupación por la situación, todo estaba bien, no era nada grave, una persona totalmente indiferente a la situación.

Pero lo que más me molesta, es que NI SIQUIERA SE LE HAYA HECHO UN CHEQUEO MINIMO de los signos vitales, es decir, su presión, pulso y temperatura, es el colmo.

Dada mi notoria molestia, llamo a mi cuñada, enfermera de la Clínica Alemana, y le comento la situación, ella me insiste que la lleve inmediatamente para allá, ya que afortunadamente estaba de turno en emergencia, por lo cual, retiré mi cheque entregado en garantía y me dirigí con mi madre hacia la Clínica mencionada, la cual rápidamente atendió a mi madre, la cual presentaba un claro cuadro de hipertensión, llegando con una presión de 165 con 110, demasiado para una persona que toma una serie de medicamentos para controlarla (Atenolol, Amlodipino, Losartán, Espironolactona, Coumadin, Cardioaspirina, Omeprazol).

En resumen, el personal encargado del triage del Hospital Clínico de la Universidad Católica, deja mucho que desear, no está o esta poco capacitado para decidir qué paciente es más urgente que otro, con cero empatía por la situación, no escucha, no le interesa o le resta importancia al historial clínico de las personas.

Si la visión corporativa, que publicitan en su página de internet, es llegar a ser la primera institución médica de latinoamérica, creo que cada día se estan alejando más de dicha meta, puesto que la calidad de atención en urgencias, ha dejado de ser un referente de liderazgo.

No quiero desmerecer la calidad de los médicos, porque mi madre ha salido muy bien parada de los dos graves episodios vividos, su cardióloga es la Dra. Mónica Acevedo, una profesional de pie a cabezas, la única que ha logrado estabilizar a mi madre, que la ha controlado semanalmente para saber como avanza con su tratamiento, y esto, a cero costo, y su doctor de medicina interna Dr. Gonzalo Eymin, ambos profesionales preocupados REALMENTE por la salud, en este caso, de mi madre. Por tanto, mis más profundo respeto y agradecimiento a ambos profesionales, que engrandecen claramente el prestigio de la institución, pero cuyo servicio de emergencia, en su parte de triage, carece de profesionalismo mínimo.

Todos los documentos de respaldo estan en mi poder si la Institución desea verlos.

Claramente molesta y desilusionada, les saluda;

Mercy Delpero Aracena.
07 - 706 80 17.




Publicidad de Google Adwords
Publicado por: IP 201.223.60.171 el Martes, Octubre 19, 2010 - 01:07. La persona que publicó este contenido se ha identificado internamente con su nombre, rut y otros datos aportados voluntariamente. Para tomar contacto con el autor considere las alternativas que se presentan a la derecha del contenido. Las opiniones publicadas por los usuarios del foro no reflejan necesariamente la opinión de los administradores de Reclamos.cl.
4