Este reclamo tiene más de seis meses de antigüedad
  • La Florida, Chile
  • 11, Diciembre 2013
  • Número: 266703

Automotriz Bravo

Engaño en presupuestos de reparacion de vehiculos

SEÑORES automotriz bravo

PRESENTE


Junto con saludar, me dirijo a las personas de Trabajo de la comuna de la Florida, los cuales con mucho esfuerzo nos hemos logrado superar y abrir un camino del emprendimiento. La historia es la siguiente en la actualidad poseo 2 camionetas Chevrolet Combo Van ,las cuales trabajo en el rubro del control de Plagas, con el fin de tener las camionetas a punto, siempre buscando tener los vehiculos en perfectas condiciones, busque un taller autorizado en la comuna para realizar las mantenciones, asi fue que llegue a Automotriz Bravo, el cual se especializa en la Marca Chevrolet, en especial en las Combo Van, el primer presupuesto fue por una mantencion en el mes de septiembre, ellos en su detalle me indicaron que el vehiculo presenta probemas de la bujias incandecestes, ademas tenia el commutador quemado, asi que se debia reparar a la brevedad, confiando en su tecnologia realice el trabajo el cual tuvo un valor de $ 350.000.- incluyendo materiales y mano de Obra, pasaron alrededor de 30 dias, el vehiculo presento problemas en la partida, volvi acudir a Automotriz Bravo los cuales ahora me indicban que el vehiculo tenia problemas con el codigo de Bloqueo, ademas la Bateria con muy poca carga,y por ultimo tenia una bujia incandeceste en corte, aqui comienza mis dudas referente al profesionalismo de esta empresa, ya que hacia un mes que habian cambiado las Bujias, las cuales ellos mismos me indicaban que tenian una duraccion de 1.000.000.- de KM, asi que no podia ser lo mismo, en fin supuestamente arreglaron la codificacion del vehiculo, ademas tuve que comprar una brateria nueva, esto alcanzo un valor $ 60.000.-pasaron 3 dias y nuevamente la camioneta fallo en su partida, vuelvo al Taller para saber que sucedio con el vehiculo, desdues de un diagnostico me llaman para entregarme el nuevo presupuesto de trabajo. el cual tenia un valor de 1.150.000.-, me indican que el vehiculo presentaba fallas del KIt de embriage, ademas el volante tenia problemas, por otra parte habian fallado unos sensores, y los mas grave que tenia problemas con el turbo, ademas el motor de partida esta malo habia que reemplazarlo, ustedes pueden imaginar lo que significa para una persona que esto es su fuente de trabajo,como mi caso. era el fin del trabajo ya que con esos valores eran cercanos a un 30% del valor del vehiculo, entonces tome una decision retirar el vehiculo, para tener una segunda opinion de otro taller especializado en este tipo de vehiculos, pero antes tuve que cancelar $ 15.000.- por el diagnostico, asi llegue al nuevo taller preguntando por un presupuesto ya que vehiculo no partia, ellos lo revisaron y me indicaron que el vehiculo tenia problamas con el motor de partida, el cual habia sufrido una partidura en su carcasa, asi que habia que reemplazarlo, y la particuals de metal que aparecian en el turbo eran producidas por el desgaste, no tenia problemas de sensores, tampoco kit de embriage, y menos el volante del motor, el trabajo me salio $ 75.000.- comprando el motor de partida nuevo, ademas de la mano de Obra, ustedes saquen sus conclusiones, Automotriz Bravo me cobraba 15 veces el valor de reparacion, esto es un robo, no puede ser posible que esta empresa funcione de esta forma. todo esto me llevo a publicar la experiencia vivida con mi vehiculo.. para que lo tengan muy presente antes de llevar su vehiculo don ellos..Esto es Automotriz Bravo.... la cual esta ubicada en la calle Javiera Carrera / Jose Miguel Carrera, paradero 22 de Vicuña Mackenna.. son unos delincuentes de la Mecanica. con todas sus letras.
Autor: D.M.
Publicado el Miércoles, Diciembre 11, 2013 - 17:20. El autor de este contenido se ha identificado privadamente con su nombre, rut y otros datos aportados voluntariamente. Para tomar contacto con el autor considere las alternativas están a disposición. Las opiniones publicadas por los usuarios en el foro no reflejan necesariamente la opinión de los administradores.